martes, 5 de julio de 2016

No estás preparado. (Reflexiones 2)

Hola por el título de estada entrada podríamos pensar que hoy me he levantado con el pie izquierdo o que sufro un momento de bajón en mi vida, que todo me sale mal... 

Aunque este blog sea de clarinete está frase se puede utilizar para casi cualquier faceta de la vida. NO estás preparado. ¡Que negativo estoy!. Piensa en acontecimientos referentes a clarinete (conciertos, exámenes, pruebas...) a grandes proyectos que, simplemente fueron eso....proyectos y no se cumplieron, eso me da la razón.

En el día de hoy me gustaría decirte que en la mayoría de los casos anteriores (conciertos, exámenes...) y sobre todos en los proyectos que tienen cierta envergadura pensamos que no estamos preparados. No te dejes engañar, nuestra mente, salvo que seas un m#&erda engreido pensamos básicamente igual. En mi vida realicé proyectos que me han dado muchas satisfacciones en los  que mi primer pensamiento fue no estoy preparado y que te generan un sentimiento parecido al de una bajada muy fuerte de una montaña rusa. Puedes hacer caso a tu mente y darle la razón (autoprofecia autocumplida) o realmente lanzarte. Por supuesto no hablo de ser un suicida (hay proyectos que ahora no se pueden realizar, subrayo ahora y necesitan más tiempo), hablo de lo que se llama por moda "salir de tu zona de confort" (otro día podemos hablar de palabritas de libros de autoayuda y palabras postmodernas guays). de esforzarte y forzar un poco a ver donde llegamos.




Cuando llevas a cabo uno de esos proyectos (ejemplo concierto como solista, pruebas orquestas, examen...) la frase de No estoy preparado es cierta pero en un pequeño porcentaje. Necesitas conocerte a ti mismo (puntos débiles: el picado, el sonido, ....) y hacer hincapié en mejorar esas debilidades cuando  tengas una cita musical  porque las oportunidades vienen sin avisar y hay que estar pendiente.

Por último, para no ser muy pesado, decirte que debes elegir el sandwich que más te gusta. ¿Ya lo has elegido? parece un poco absurdo esto último que he escrito pero confía y decide. Ese sandwich es una vocación algo que realmente te gusta y créeme, tienes la gran suerte al ser clarinetista de poder situarte en el 10% (dato no científico que me acabo de inventar) de gente que le gusta su trabajo, que no es un oficinista gris, aburrido, que espera el fin de semana, las vacaciones de verano, la jubilación y que con 60 años diga que mierda he hecho con mi vida (perdón a todos los oficinistas ejjeje, seguro que a alguno le gusta su trabajo). Volviendo al sandwich ¿lo has elegido? ese sandwich te tiene que gustar tanto que incluso añadiéndole m@#rda te lo comieras, si porque por muy genial que te vendan que es tocar el clarinete habrá momentos duros, muy duros donde dudarás si ese es tu sandwich y por supuesto momentos donde disfrutarás de la recompensa de ese sabroso sandwich.

¿Crees que yo estaba/estoy preparado para escribir en un blog de clarinete? (en mi cabeza algo me dice que no, pero no le hago mucho caso) ¿dar un curso de clarinete, concierto, "gestionar" una humilde asociación musical? pues NO y el día que crea que si que estoy perfectamente preparado será imposible que crea que puedo mejorar. Un saludo y pasad un feliz día.











CODA: No se si ha quedado claro mi posición en contra de los libros de autoayuda y de las palabras de moda que sólo traen falsas esperanzas y que se convierten en desilusión. En la próxima entrada pongo partituras. :-)



4 comentarios:

  1. No se puede negar que tu estilo es directo ;-) Un abrazo, Cecilia

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, son las palabras que necesitaba :) saludos

    ResponderEliminar
  3. Realmente me ha llegado. Ayer di el gran paso para el que pensaba que no estaba preparado, apuntarme en una escuela de música para aprender el próximo curso clarinete y lenguaje musical.
    Veremos si he vencido el miedo.
    Gracias por las palabras de empatía y motivación.
    Saludos
    Gustavo

    ResponderEliminar