lunes, 30 de junio de 2014

Selmer Seles Presence (Avance)

La marca francesa Selmer nos muestra un avance de su nuevo modelo de clarinete en sus versiones Sib y LA: Seles Presence. Este es el 2º modelo de Selmer que cuenta con su renovado logo de la S con rasgos angulosos que recuerda al logo del tudel de los saxofones de la casa francesa. A mi personalmente me encantaban las placas y/o firmas de los modelos antiguos, pero hay que reconocer que la nueva imagen corporativa le da un aire más moderno y renovado.




El nombre del modelo (Seles) es un palíndromo (se lee igual empezando por la izquierda o la derecha) además de ser isomórfico (en espejo) ya que sus letras "medio acabadas" desde cualquier ángulo generan la misma imagen.









Este post es simplemente un avance así que lo que podamos comentar de este modelo está basado en comentarios, experiencias e información de la empresa Selmer, no propia. Hasta que no lo pruebe (que espero sea pronto) no comentaré aspectos técnicos y me limitaré a la información de la página web. Pero con las imágenes publicadas podemos tener una idea, al menos física de este modelo.





En la parte de diseño se puede decir que mantiene una estética muy tradicional.  La llave 12 va en contra de la tendencia con forma de "lágrima" de modelos comentados en Musicalclarinet (Yamaha CSG III, Priviledge....etc) aunque creo que la sustitución de la llave 12 por una con la mencionada forma no sería un problema. (en otros modelos Selmer me comentaron que el cambio de esta llave 12 no es problema su sustitución).


Los aros que separan las diferentes partes del clarinete son lisos y al igual que las llaves las podemos elegir en dos acabados diferentes: plateado o niquelado.  La campana tiene aro metálico en su extremo.






Muy interesante es su enzapatillado que será de la marca Valentino, que personalmente me parece una decisión muy acertada (se que a todos no os gusta, pues escribe en comentarios que es gratis y nos das tu opinión al respecto).  Su barrilete es de 66,5 mm y el apoya pulgar es regulable.  El clarinete de serie no tiene llave de Mib "doblemente articulada" o lo que se llama técnicamente palanca de Mib pero que lo podemos pedir como opción extra.




El Selmer Seles Presence está fabricado totalmente en Francia y viene con boquilla Selmer a elegir (no soy muy fan de Selmer en boquillas). Su precio recomendado es de 3316 euros según hemos investigado un poco por la web aunque con ofertas queda rozando los 3000 euros.


Esperaremos a probarlo para poder comentar un poco más sobre este nuevo modelo de clarinete de alta gama. Un saludo.



Coda: Vídeo sobre el clarinete Selmer Seles Presence  click AQUI





sábado, 28 de junio de 2014

Muchas Gracias

Hay dos palabras que a mi entender se repiten a lo largo de la vida, ¿cuales son?... pues fácil: Perdón y gracias. Este mes de Junio ha sido un mes difícil, lleno de tareas docentes (memorias, trabajos, notas, programaciones y un largo etc), preparación de "El curso Villa del Tiemblo" (Ávila que comienza casi ya) y otros aspectos de mi vida personal. Por todo ello no he tenido suficiente tiempo para escribir en  Musicalclarinet todo lo que hubiera querido. Han sido pocas entradas, así que mis disculpas a los lectores habituales de este humilde blog de clarinete.



Hablando de los lectores o seguidores de Musicalclarinet. Desde que en Octubre de 2013 pasáramos de musicalclarinet.blogspot.com a www.musicalclarinet.com me siento orgulloso y agradecido de las más de 5000 visitas de media contabilizadas en este breve periodo de tiempo y picos de 6000 visitas en un mes. Muchas gracias. Es una inyección de energía ese apoyo y trabajo no para que visites musicalclarinet sino para que te guste lo publicado y vuelvas.



Como agradecimiento me gustaría compartir con vosotros una obra que siempre me ha fascinado de la literatura musical para clarinete: Quinteto para clarinete y cuerda de Brahms. Una auténtica maravilla musical que en este caso está interpretado por Karl Lesiter (clarinete). 



Muchas gracias.



miércoles, 18 de junio de 2014

Cañas Sintéticas Forestone

Querido lector antes de comenzar esta nueva entrada me gustaría pedir disculpas por tener un poco abandonado el blog. Por diferentes circunstancias, muchas de ellas relacionadas con  el final de curso (notas, audiciones de fin de curso, boletines, memorias y demás papeleo) no he podido dedicarle el tiempo necesario para comentar o escribir, vayan por delante mis disculpas.  


El mundo avanza, con paso lento pero firme. Ya no nos acordamos de cuando los móviles no eran inteligentes, de cuando no teníamos internet en ellos .. y ahora nos parece imposible vivir sin ello. Parece que fue hace un siglo cuando las cámaras de fotos tenían carrete y las teníamos que revelar. Algo por el estilo puede estar ocurriendo con el clarinete y más concrétamente con las cañas.




Hace unos meses estuve probando unas cañas sintéticas. He de decir que tenía pocas expectativas e incluso una predisposición negativa a este producto, propias de la novedad y por qué no de no tener una mente suficientemente abierta en este aspecto concreto.


En mi mano tenía diferentes modelos de caña/lengüeta de la marca japonesa Forestone. Había probado fugazmente una caña sintética de la marca Fiberreed, así que realmente era un primerizo en lo que a cañas sintéticas se refiere. 



Lo primero que podemos observar es que hay básicamente dos modelos de colores diferenciados: negro y color marrón (asemejándose este último al color natural de la caña). Vienen con una hendidura circularen la "corteza" de la caña. Este detalle nos permite saber que su fabricación se realiza mediante material proyectado en un molde y que esa hendidura tiene como misión su expulsión de dicho molde. Para no aburrir al lector con datos concretos sobre material y fabricación pincha AQUÍ que es el link de Forestone. Es increíble la terminación de la parte más fina de la caña con un corte limpio, muy difícil de conseguir cuando hablamos de moldes proyectados. 

Otra curiosidad es que de manera inconsciente tiendes a insalivar la caña, proceso innecesario ya que su material es sintético y no tiene capacidad de absorción ni de humidificación. (aún así siempre chupo la caña como si fuera un acto reflejo). 


Cuando te dispones a tocar con estas cañas no aprecias diferencias sustanciales con una caña de "Arundo Donax" (nombre científico de la planta de la que se hacen las cañas). Notas cierta suavidad al contacto con el labio.


En el apartado puramente musical me llamó gratamente la atención su similitud en sonido, ataque y picado a la lengüeta tradicional. Un sonido muy centrado y lejos de esa brillantez propias de otras sintéticas. Un aspecto muy positivo que merece mención es que es un material muy estable y que las propiedades/características permanecen inmutables, independientemente de la humedad de la sala o la duración de la práctica instrumental.  Su aspecto negativo su alto precio que se ve compensado con su vida útil.

forestone-black-bamboo-reed
50% sintético 50% bamboo



Coda: ¿Me gusta tanto como para usar esta caña en concierto? ummmmmmmmmmmm.... funciona y suena muy bien pero hoy por hoy me parece un tanto arriesgado, a lo mejor porque mentalmente uno no está preparado. Donde si que es 100% recomendable es para esos ensayos interminables o para esas largas horas de estudio.

miércoles, 4 de junio de 2014

La pastillita roja (Sumial)

Después del concierto del pasado 31 de Mayo en Ávila (España) creo que puedo hacer una reflexión con más claridad acerca de un tema tan apasionante como controvertido. Son muchos los consejos, entrevistas y trabajos realizados sobre las reacciones fisiológicas del instrumentista en un concierto. Los nervios, taquicardias y otra serie de alteraciones cuando uno se enfrenta al público.

El problema de base es que el músico profesional no está considerado como un atleta o deportista de alto rendimiento. A algunos de vosotros, lectores pensaréis que exagerado. Hay muchos estudios, como el de un periódico (La Nueva España) que monitorizó a los integrantes de la OSPA (Orquesta Sinfónica del Principado de Asturias) donde se comprobó el esfuerzo al que están sometidos los integrantes de esta orquesta. Una tensión arterial alta y un ritmo cardíaco fuera de toda lógica. En este trabajo "Melodías a 190 pulsaciones" , se comentaba que el corazón bombea de media a 130-140 con picos de incluso 190 pulsaciones por minuto; pero nunca nos han preparado ni física ni mentalmente para afrontar con garantías estos acontecimiento y , lo que es peor, para disfrutar tocando.

El resultado de todo esto: el alumno (futuro profesional) no tiene los medios y/o herramientas para enfrentarse a los conciertos. No recibimos en el conservatorio (en la actualidad esto está cambiando) una base psicológica potente y una guía física para enfrentarnos con plenas garantías. Ante esto existe "atajos" como Valerianas, Pasiflora PTK o el muy conocido Sumial. 

Al igual que en la película Matrix, esta sociedad de métodos rápidos pastillas milagro, nos ofrece como Morfeo un mundo sin complicaciones si eliges la pastilla roja. La solución es entonces tomar Sumial en cada situación de cierto stress.  ¿cada vez que salgas a un concierto u oposiciones? Entonces eres un esclavo de este medicamento e incluso tienes un problema.






Vamos a comentar que es realmente Sumial. Sumial es un medicamento indicado para la gente con problemas de taquicardias, presión arterial elevada y temblores. Es un Beta bloqueante que elimina el temblor muscular y reduce el ritmo cardíaco. Como cualquier medicamento tiene contraindicaciones y su ingesta puede tener efectos adversos en nuestro organismo (bradicardia, problemas vasculares e incluso alucinaciones). Hoy en día su comercialización está restringida a las personas con receta médica. Lo que "engancha" a los músicos es la sensación de controlar la motricidad fina (dedos) sin sentirse adormecido. Realmente minará tu autoconfianza ya que creerás indispensable tomarlo  siempre que estés en concierto y el día que no lo tomes pensarás que el concierto saldrá fatal. No lo tomes.






Además hay la creencia de que uno debe de estar en un estado  de Zen cuando sale a tocar. NO es cierto, el stress es un recurso natural que mejora nuestras capacidades de reflejos y mentales, siempre y cuando ese stress se mantenga dentro de unos niveles; Superado estos niveles sabemos que la motricidad fina (temblores dedos, músculos) y la mente se bloquean. 


Un adecuado estudio (plenamente consciente, uso de grabadora para ver errores que mientras tocas no percibes), un conocimiento de ti mismo (grandes fantasmas que todos tenemos, no siendo excesivamente duro contigo mismo), leer mucho (entrevistas a grandes profesionales de la música, poesía....), un poco de deporte (aeróbico, que cargue poco los brazos y dedos, que mejore tu capacidad pulmonar y cardíaca) y saber que lo que funciona a los demás no tiene por que ser tu solución, puede ser un gran comienzo para disfrutar dando concierto. Si lo consigues al 100% coméntame como, que uno en el clarinete y en la música es siempre alumno y con mucho por aprender.