viernes, 25 de octubre de 2013

Probando clarinetes (Capítulo 1) Selmer Signature

El pasado día 11 de octubre estuve probando clarinetes de la conocida marca Selmer. En diferentes momentos comentaré un poco sobre estos clarinetes, todos ellos de alta gama, en diferentes capítulos dentro del "tag" o etiqueta Clarinet Test. Mi intención es probar el mayor número de clarinetes, marcas y modelos.

Todos los clarinetes han sido probados con:
BOQUILLA: Pomarico Open de cristal negro.
ABRAZADERA: Vandoren Klassik (Hilo).
CAÑA/LENGÜETA: Vandoren 56 Rue Lepic (3,5+)


SELMER SIGNATURE  (442).
Nº SERIE: Q05281



Realicé el Unboxin (término muy de moda que no es otra cosa que sacarlo de su maletín o caja). Observamos a primera vista que contiene dos barriletes. Las medidas exactas de estos barriletes es de 64.5 mm y 62.5 mm para el más corto. Viene en un maletín con unas medidas muy reducidas que permiten llevarlo de manera muy cómoda en una mochila, por contra su reducido tamaño impide llevar partituras y mucho material como acostumbramos los clarinetistas. Si tengo que elegir prefiero maletín pequeño: menos peso y mayor comodidad.
Hay algo de la manera en que va el clarinete en el maletín que no me termina de convencer: el cuerpo inferior y la campana van ensamblados dentro del maletín. Siempre había oído que no era bueno dejar montado el clarinete y la razón que me dieron a este respecto fue que el corcho de la espiga sufría un desgaste excesivo al estra presionado, en este caso, por la campana. 







Mientras lo montaba pude apreciar la calidad de acabados de este gran clarinete (que conste que mi clarinete es un Buffet Prestige, vamos que no soy un fanático de Selmer ni de Buffet, si tengo un Prestige es porque allá por los años 90 Buffet gozaba de mayor popularidad en España). El filo de los anillos entre los cuerpos siguen la moda de ser lisos (sin tener una especie de línea o nervio central).


Además pude comprobar que los oídos de la llave 6 (do#-sol#) sobresalen del cuerpo a diferencia de la mayoría de clarinetes. Esta diferencia da como resultado una mejor afinación (es la respuesta dada a mi ¿por que?). 

Una vez tocando noté una sensación extraña en la posición de mis dedos (me fijé bien y me dí cuenta que el orificio del dedo anular de la mano izquierda no era plano sino que terminaba en formaba de chimenea). También es por motivos de afinación pero me costó un poco hacerme a él, quizá porque estoy acostumbrado al orificio a ras del tubo.


Los oídos de las llaves 9 y 10 (sol# y la) también tienen la particularidad de sobresalir del tubo ¿cúal podría ser el motivo?. Respuesta: para la afinación. No se si es merchandaising o no pero la realidad es que el clarinete tenía una muy buena afinación, sabiendo que estas notas suelen tener  un pequeño desajuste en la afinación (normalmente más agudas de lo normal Sib, Sol# y La).



Una de las cosas que más me gustaron fue que la espiga esta reforzada en metal (tanto el filo como el interior del cuerpo inferior). ¿Por qué es importante? conozco miles de casos donde el filo metálico del cuerpo superior deteriora la parte interna de la espiga no permitiendo un anclaje perfecto entre ambos cuerpos, dando lugar a movimientos muy desagradables entre ambas partes. Además la solución a este problema no es el cambio de corcho.

Me llamó la atención un pequeño detalle en el cuerpo inferior para limitar el molesto sonido del mecanismo de las llaves del clarinete con una pieza de fieltro y de material plástico.







En cuanto sonido: un sonido muy limpio y muy redondo, sin vibraciones extrañas, con una facilidad de emisión muy precisa. Un sonido grave muy centrado y de gran proyección. Lo que menos me gustó es que probándolo te dan ganas de comprarte uno y yo tengo mucho cariño a mi viejo clarinete.



Resumen:

Barriletes: 2 (64.5 y 62.5 mm)
Filo de metal: Si
Espiga con refuerzo metal: Si
LLave Mib (doblemente articulada): Si.



0 comentarios:

Publicar un comentario