jueves, 15 de agosto de 2013

7 consejos para Concierto/Prueba

"Nadie merece un consejo como quién lo da". Bajo este refrán castellano se esconde grandes verdades, así que daré un consejo (que debería aplicármelo el primero a mí o en su caso revisarlos y ponerlos en práctica). Muchos de estos consejos el lector del blog los conocerá o no, en el primer caso volverlos a recordar y ponerlos en práctica no vendrán mal.
Son muchos los errores que cometemos a la hora de tocar en público, ya sea en un concierto o en una prueba (Conservatorio, oposiciones, orquestas...) y e aquí algunos de los casos más importantes. Alguno se preguntará : y si eres tan listo y te las sabes todas ¿por qué no tocas en la Berliner o estás en un conservatorio? . Esta pregunta me la se.... porqué muchas veces uno da consejos muy buenos pero no los pone en práctica y yo no iba a ser menos.




1. No toques demasiado.
2. Crea una imagen mental del lugar.
3. Las cañas.
4. Calienta y afina.
5. Habla con el pianista.
6. Tómate tu tiempo.
7. Disfruta.

1. No toques demasiado.

Error muy común antes de un concierto/ prueba tocando millones de horas, quizá estudiando en una hora lo que se tendría que haber estudiado en semanas o meses. ERROR. Lo primero ese pasaje difícil necesitaba no solo horas de estudio sino madurarlo tiempo (semanas o meses). Lo más IMPORTANTE te vas a subir de afinación tanto que cuando toques con el pianista estará desafinadísimo. Tocar implica calentar con el aire el clarinete y debido a ese calor el aire que atraviesa el tubo tiene una densidad menor que se traduce en una subida de afinación de incluso 1/4 de tono. Si quieres hacer la comprobación compra un globo de helio (menos denso que el aire) inspíralo y hablarás como los pitufos. Resultado un concierto nefasto o una prueba de 2 minutos de duración.


2. Crea una imagen mental del lugar. 

Si tienes la posibilidad date una vuelta por el escenario donde tocarás. De esta manera crearás una imagen mental y la disposición del piano, público,jurado y lo más importante la tuya. No hacerlo implica que habrá factores que te sorprenderán negativamente (Chasquido del suelo de madera o irregularidades, luz muy tenue y brillos o reflejos molestos). A veces no es posible pero si pudieras hacer una prueba de sonido podrás saber como se comporta la sala (reververación, sequedad de la sala que hacen incómodo tocar) y anticiparte a esos inconvenientes. Esto te llevará 5 minutos.


3. Las cañas.

Fundamental llevar varias cañas y muy diferentes. Tu caña ideal puede jugarte una mala pasada. La temperatura de la sala, su humedad y otros factores pueden variar el comportamiento de la caña  muy notablemente y ser muy blanda o dura. Prueba con otras cañas. IMPORTANTE  moja la caña sobretodo en lugares que sean muy secos (evitarás pitidos y un mal funcionamiento de la misma en ataques y picado). Deja las cañas en un lugar seguro y plano si no se podrán romper o al secarse se ondularán siendo imposible tocar con ellas.


4. Calienta y afina.

En el primer punto no debe llevar a confusión. ¡No toques millones de horas justo antes! no significa que no toques. calienta para desentumecer los dedos (sobretodo en invierno). Unas notas largas probando cañas, unas escalas ... pero no te líes a tocar el pasaje difícil cientos de veces y si lo haces tócalo lento. Tocar rápido y cosas complejas aumenta la tensión muscular, mental y nerviosa. Además puede que el pasaje al estar calentando te de algún problema te empieces a agobiar. Si lo vas a tocar que sea lento.


5. Habla con el pianista.

Comenta con el pianista cosas de tempo y de interpretación (rubatos, cadencias y de volumen),posibles cambios de última hora, sobre el piano y la sala. Evitarás malos entendidos en entradas, velocidad... en interpretación. Comentar esto con un pianista es básico para un buen concierto/prueba. A veces en las pruebas nos ponen a un pianista que no conocemos, es más importante en este caso comentarle nuestra idea musical de la obra para una mayor compenetración.

6. Tómate tu tiempo.

Aunque creemos que entramos despacio y que existe un silencio casi angustioso cuando ajustamos la caña, abrazadera atril etc... no nos damos cuenta de que lo hacemos muy rápido y que damos una sensación de stress que el público y el jurado perciben. Afina ajusta todo con suficiente tiempo e incluso usa el silencio y esa preparación para generar un ambiente de tranquilidad y de estar todo bajo control. No hay una segunda oportunidad para dar una primera impresión.


7. Disfruta.

No tienes que demostrar nada a nadie y al final contra quien compites no es contra los demás sino  contra ti mismo. Sabemos que en un concierto siempre habrá pequeños fallos, cosas mejorables, e incluso fallos algo peores; no pongas caras, no te delates e intenta disfrutar de una de las pocas profesiones que se hacen por vocación. Los nervios son una respuesta fisiológica natural ante situaciones que el cuerpo interpreta como peligrosas. El nivel de nervios nunca será 0% además permite que la vista y otros sentidos estén alerta para dar un mayor rendimiento. Nunca estarás en estado de Zen,pero esto no es malo, lo malo es un nivel de nerviosismo que nos deje bloqueados.





Espero que te sea útil estos consejos a la hora de tocar en público en un concierto o en una prueba de orquesta o de aptitud. Dudas, comentarios o críticas son bien recibidas.

Un saludo 

2 comentarios: