viernes, 14 de junio de 2013

Abrazaderas 1 (Materiales)

Todo el mundo sabe que la abrazadera es ese accesorio que mantiene unida  la caña (lengüeta) a la boquilla del clarinete. Para los seguidores de países hispanohablantes puede recibir otros nombres.

Existen abrazaderas de realizadas en diversos materiales y que debido a la naturaleza de los mismos permiten que el sonido tenga diferentes timbres o características. Pasamos a continuación a detallar los materiales de construcción de las abrazaderas y sus características sonoras.






CUERO:

Las abrazaderas de cuero son muy comunes y  se utilizan otros materiales en combinación con el cuero como el caucho o diferentes metales para crear diferentes tipos de sonido. En términos generales las boquillas de cuero absorbe una parte importante de sonido, pero sobretodo absorbe muchos armónicos agudos dando como resultado un sonido muy centrado, oscuro en algunos casos algo apagado. Muy recomendable para música de cámara y salas pequeñas de concierto donde un gran  volumen sonoro no es importante. Pequeña pérdida de proyección de sonido pero un sonido menos chillón, más dulce y más oscuro.










METAL:

Otra de las grandes familias de abrazaderas son las realizadas en metal. Normalmente están realizadas en una aleación de níquel, zinq, cobre y otros metales fáciles de dar forma y trabajarlos a los que posteriormente se les baña con oro o con plata. En algunos casos puede ser una aleación de oro y/o plata con los metales anteriormente citados.
Estos materiales confieren al sonido una gran proyección de sonido excelente, muy recomendable para salas grandes o para solista en agrupaciones u orquestas. Permite un stacatto muy ágil y una emisión muy precisa. Por contra el sonido resultante puede ser demasiado brillante o chillón.











CUERDA:

La abrazadera tradicional alemana. Los cordones son muy baratos pero no son nada efectivos intentar enrrollarlos a una boquilla estilo francesa, que es lisa y no tiene estrías como la alemana que facilita el atado de la caña. Se necesita cierta destreza para atar la caña y para que está no se mueva en la práctica del clarinete. Un poco aburrido atar y desatar si pruebas cañas. Para solventar este problema existen abrazaderas de cuerda con un sistema de ajuste y que no necesitan atarse lo que facilita el proceso. 
Si tienes una boquilla de cristal (Pomarico) es la mejor opción puesto que no rayará nuestra boquilla. Una abrazadera con un sonido no tan oscuro como la de cuero. 

    




MADERA:


En otros apartados del Blog hemos hablado de las características de la madera: dulzura y riqueza tímbrica, todo ello debido  a las características de ciertas maderas utilizadas en el mundo del clarinete: gran densidad (son maderas que no flotan) y de una gran resistencia a cambios de humedad y temperatura que confieren esa dulzura mencionada antes.
Hay básicamente dos tipos de abrazadera de madera: ajustable (con un tornillo como la mayoría de las abrazaderas tradicionales) y no ajustable (un anillo de madera que sujeta caña y boquilla).
Hemos hablado de aspectos positivos de estas abrazaderas, entramos en sus puntos débiles: el ajuste de la caña  con la boquilla, sobre todo en el caso de las que van con tornillo no es óptima. Esto es debido a que la madera es un material poco flexible y adaptable a otras formas. Además los golpes y rozaduras son más evidentes que en abrazaderas fabricadas en otros materiales. (posibilidad de astillarse). Si pruebas una abrazadera que quede como anillo al dedo (de las que no son ajustables) puede ser una opción muy interesante.

7 comentarios:

  1. He probado unas abrazaderas que fabrica un luthier español, que consisten en un aro de madera con un rebaje donde se aloja la caña, y mis sensaciones han sido sorprendentes, acostombrado a tocar con la de metal Optimun de Vandoren, que es una buena abrazadera con placas intercambiables, estas nuevas abrazaderas hechas de maderas como el cocobolo o el granadillo, dan un color muy especial, desde luego me parece más aproximado al sonido de que debería dar un clarinete, al fin de al cabo son de madera igual que el clarinete que sería lo más normal, para no modificar timbres de los clarinetes, además de ese sonido aterciopelado y a la vez con carácter y presencia sonora, no se comen el sonido sino que lo potencian, además su stacato es libre y produciendo facilidad en todo los picados de las notas.

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo, el problema suele ser su fragilidad y dificultad para ajustar la caña a la boquilla. Las de metal suelen tener más proyección pero por contra tienden a tener un sonido demasiado brillante o chillón.

    Muchas gracias por seguir el blog. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno buscando una que acople bien con tu caña y boquilla, pues cada una tiene un ancho, luego va genial, y creo que con mayor proyección que las metálicas.

      Eliminar
  3. Hola buenos días, acabo de leer tu comentario, y me gustaría probar una abrazadera de madera para mi clarinete, pero no se donde puedo conseguirla, podrías facilitarme un número de contacto para llamar al luthier?. muchas gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Se me ocurren tres modelos de abrazadera de madera, muy diferentes todos ellos: Florian Popa (Fp amazing y new concept) muy buenas aunque son bastante caras http://www.clarsaxpopa.com/Abrazaderas/art-2-Abrazadera_acustica_FP_para_clarinete

      una marca japonesa difícil de encontrar en España (grandisima calidad y con tornillo tipo abrazadera normal) y Luthier Marcos (bastante buena y con un precio muy recomendable) que vive en Guadalara

      https://www.facebook.com/luthier.marcos.9?ref=ts&fref=ts

      Eliminar
  4. muchas gracias!! es que estoy tocando jazz y swing, y estoy tocando con abrazadera de metal, he probado las de cuero pero en principio me gusta más la de metal, sonido mas nítido y brillante, y ver vuestros comentarios me ha llamado bastante la atención la boquilla de madera, no se que tal ira para swing-jazz...

    Gracias nuevamente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las abrazaderas de cuero "comen" sonido y armónicos, lo que produce un sonido menos brillante (chillón- metálico) y la proyección sonora es menor (sala de cámara, grupo pequeño) eso sí su sonido es muy "redondo y aterciopelado", la de metal tiene mucha más proyección (concertista, solista, orquesta y sala grande) mejor facilidad de emisión y rapidez en el picado. Las de madera no las he probado pero mi intuición me dice que tendrá un sonido rico en armónicos y buena proyección (inconvenientes:el ajuste de la caña). Un saludo.

      Eliminar