martes, 9 de abril de 2013

Capítulo 2º "Problemas Neurológicos"


Son las más complejas de tratar, y mencionaré las dos más comunes: síndrome del túnel carpiano y distonía focal, también llamada rampa o calambres de los músicos.
El Síndrome de túnel carpiano es el conjunto de signos y síntomas derivados de la inflamación del nervio mediano. El nervio mediano comienza a nivel del cuello (raíces nerviosas de C5 y C6). 
A nivel de la muñeca se sitúa el túnel carpiano o del carpo, que es un espacio por donde transcurren el nervio mediano y los tendones flexores de la mano y los dedos. Dicho espacio está limitado por un verdadero anillo, constituido por los huesos de la muñeca por detrás y el ligamento transverso por delante. De ahí la denominación de túnel. El nervio mediano termina en los primeros tres dedos y en la parte medial del cuarto dedo (pulgar, índice, mediano, y la mitad del anular). 







El nervio mediano es mixto, es decir que es responsable de la gran parte de la sensibilidad y de la motricidad sobre todo flexora de la mano y dedos. Cualquier causa que haga que el área dentro del túnel carpiano se haga más pequeña o que aumente el tamaño de los tendones flexores dentro del túnel puede conducir a los síntomas.





 El nervio mediano se irrita sobretodo ante compresión y tensión.











Al principio comienza el padecimiento con dolor sobre todo nocturno, también existen las llamadas parestesias (alteración en la sensibilidad como hormigueo) y conforme va avanzando disminuye o se pierde la sensibilidad y en etapas crónicas la debilidad es tal que se vuelve un triunfo tomar un vaso de agua o abrochar un botón de una camisa.  Imagina la posición de la mano no dominante en el guitarrista, bajista, violinista. En algunas técnicas en piano y bateria también, sin embargo de forma más dinámica, no tan sostenida. Visualiza la hiperflexión de la muñeca.




















La distonia focal es, para mi, la patología más temida cada vez que hago una valoración. Se trata de una contracción mantenida, indeseada, de un grupo de músculos determinados en movimientos específicos durante la ejecución musical. Es decir, lo que los dedos quieren hacer, eso no hacen, hacen movimientos opuestos. Esto, como es lógico, entorpece toda la interpretación y abate física y psíquicamente al músico. La fuerza, la sensibilidad y los reflejos permanecen intactos. Generalmente no hay dolor en la distonia focal.  Se asocia a la repetición de un mismo movimiento multitud de veces y durante un largo periodo de tiempo (años). Tocar el piano, violín o saxofón puede ser la causa al igual que pintar, escribir o tejer chambritas (pero lamentablemente es más común en músicos). El problema no se limita a la extremidad superior sino que puede también afectar músculos de la boca y la lengua en músicos de viento.Se ha observado en diversos estudios que su frecuencia de aparición es mayor en quienes llevan más de 10 o 20 años tocando y que los dedos más afectados son el meñique y anular. La distonía focal en pianistas, por ejemplo, tiene mayor incidencia en los dedos de la mano que realiza la melodía que en la que realiza el acompañamiento, y la contracción mantenida facilita más la aparición de la distonía que el movimiento rápido de dedos. No se ha demostrado en ningún caso lesión cerebral en las personas que contraen dicho padecimiento, tampoco a desórdenes psiquiátricos, pero si en cambio a sobrecarga, lesiones anteriores de la extremidad o atrapamientos nerviosos, como el síndrome del túnel carpiano. Muchos pacientes músicos refieren que durante el mismo pasaje musical se dispara la distonía.  La distonía focal tiene muchas desventajas. Es una enfermedad que se comienza a estudiar, por lo que faltan estudios de investigación para conocerla más, aún se desconoce su causa, y lo peor es que, según la bibliografía no tiene cura. En el caso de mis Pacientes, están casi llegando al 100% de mejoría, y subiré vídeos muy pronto.




video que explica la distonía focal:



Este video muestra la recuperación de uno de los Pacientes de Carlos Alberto Arellano.  



Agradecimientos a http://www.musicianshealthcare.com

0 comentarios:

Publicar un comentario